Blog

Porque la CAMISA BLANCA es un comodín en nuestro guardarropas

La camisa blanca es un básico que se ha ido reinventando a lo largo de la historia.

El nacimiento de la camisa blanca data del 1500 A.C. la época de los egipcios, donde surge como prenda interior unisex con el nombre de Kalahari. Durante el imperio romano se le agregan mangas y se le denomina túnica manicata; luego, en la edad media y hasta el siglo XIV siguió siendo una prenda interior cuya misión era la de proteger la piel.

En el siglo XVIII, pasó a definir el estatus social y la riqueza de quienes podían adquirirla: la usaban los estratos más altos de la sociedad, ya que solo ellos accedían a lavarla frecuentemente, a pesar de seguir siendo considerada como ropa interior, ya que solo se veían las puntas del cuello y bordes de los puños.

En el siglo XIX, comienza a quedar más al descubierto, y se empezaron a ver variantes en puños y cuellos, adquiriendo botones y diversas transformaciones gracias a los avances tecnológicos dados por la revolución industrial…hasta llegar a la actualidad.

La camisa se reinventa con nuevos cortes, materiales, costuras, con volados, bolsillos, moldería deconstructivista o la clásica de corte masculino, su versatilidad la hacen un imprescindible de cualquier guardarropas. Cualquiera sea tu estilo, funciona combinada con infinidad de prendas, desde una camisa de seda con una pollera larga de fiesta y unos zapatos con infinitos tacos para la noche, hasta con jeans y calzado deportivo para el día, la clave está en saber cómo llevarla.

Te puede acompañar en looks de oficina con un clásico pantalón negro, o para un look más actual podés optar por el estampado de esta temporada, cuadros o príncipe de gales. Si querés lograr un look sexy, una camisa de corte minimalista y masculino combinada con una pollera tubo en cuero negro o con un corte más suelto según tu forma de cuerpo, son opciones
ideales.

Los pantalones con raya lateral son tendencia y combinados con una camisa blanca over size y mangas arremangadas, harán que luzcas un look descontracturado y actual, ideal por ejemplo, para una salida de fin de semana. Para un look sofisticado, decile SÍ al blanco con blanco: una camisa blanca combinada con un pantalón blanco amplio, o con una pollera plisada blanca larga, son conjuntos para el acierto a la hora de transmitir elegancia. Para un estilo más rock, la combinación perfecta es la camisa blanca con un pantalón de cuero y una chaqueta o botas animal print.

La camisa blanca es una prenda que podrás encontrar en todas las casas del shopping, y en todos los estilos. Esta temporada el guiño a la moda está dado por la incorporación de mangas campana, volados, mangas abullonadas, que cierran con lazo a la cintura prescindiendo de botones, en tamaño extra grande…depende de tu estilo qué modelo elijas y para la ocasión que
quieras llevarla. 

20180209_162119   20180209_162806   

visual zara actual

Escribe: Gabriela Pallares.